¿Por qué todo me sucede a mí? Suerte quantica

[3′ aprox]

¿Cómo puede ser que todo lo malo me suceda a mi? ¡Y a los demás le sucedan cosas buenas! No tiene sentido.

Hace pocos días, estaba sentado bajo un manzano charlando con un amigo, con tanta mala suerte que una manzana se desprendió del árbol y fue a parar a mi gran cabeza, provocando mucho daño y un visible chicon. Maldecí al manzano, la manzana y hasta la tatarabuela de todos los árboles y en estas que otra manzan voló por los aires, pero esta vez, cayó en la cabeza de mi amigo.

En mis adentros pensé ¡qué mala suerte tenemos los dos! ¿Qué posibilidad había de que sucediera?

Entonces y aún maldiciendo mi mala suerte, vi como mi amigo cogió la manzan sonrió y me dijo: Comida gratis. que suerte. ¿no?

Después de eso, he estado pensando y me he dado cuenta de algo. Las cosas no me suceden a mi, simplemente suceden. De una manera neutral y casual, y yo le doy la interpretación que más me conviene. Eso tiene bastante sentido.

La manzana no cae pensando, a por ese/a que así le jodo el día. Simplemente cae por la gravedad y le da al tonto que se puso debajo. El que me jodo el dia, soy yo mismo.

1r lección aprendida. Lo que sucede es Suiza. Las cosas “no me suceden a mi”. Suceden de manera neutral y yo las interpreto como cosas buenas o cosas malas.

Lo curioso es que por aunque mi amigo le buscará el lado bueno de la situación, el golpe se lo llevó. Vaya que si se lo llevó. ¡Él también tuvo mala suerte! Aunque luego tuvo buena suerte (una buena suerte que yo no hubiera sabido ver por mi mismo). Entonces, ¿algo puede traerte buena suerte y mala suerte al mismo tiempo? Eso parece. Ah, es verdad, como en aquel cuento del hijo de una campesino, es verdad, es verdad…(Link cuento).

2n lección aprendida. La suerte quantica. Algunos hechos pueden ser buena suerte y mala suerte al mismo tiempo. O mala suerte al principio, y luego buena suerte, o a la inversa.

Ahora que lo pienso, sucede en todo ¿no? Te deja la persona que quieres (mala suerte) y luego encuentras a otra persona que te hace aún más feliz (buena suerte). Te despiden (mala suerte) y montas ese negocio que siempre has soñado (buena suerte). Que interesante.

Aún así, hay algo que no me encaja. Mi amigo ni siquiera vio que había tenido mala suerte. Yo después de mucho pensar he aceptado que había buena suerte detrás de la mala suerte, pero él ni siquiera la vio. Simplemente se saltó esa parte. Y eso quiere decir, que no lo solo interpreto eso sucessos neutros, sino que además puedo interpretarlos como yo quiero.  ¡Si mi amigo puede yo también! Puede que exactamente ahora no sepa hacerlo, pero está claro que si mi amigo y más gente sabe hacerlo, yo podré aprenderlo. Si pudiera aprenderlo no solo me evitara ver “mi mala suerte” sino que además me hubiera ahorrada (cómo mi amigo hizo) maldecir y estar de morros todo el día.

3r lección aprendida. Interpretación subjetiva. Las interpretaciones que hago de los sucessos neutros, puedo hacerlas como yo quiera. Puedo ver simplemente la buena suerte y evitarte todas las emociones negativas.

Las 3 lecciones de hoy, me llevan a una cuarta lección y definitivamente la más importante. Lo que sucede no es importante, lo que es importante es cómo lo interpreto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *