lo que nadie te contó sobre el amor y que cambiará tus relaciones para siempre

[6′ aprox]

Me encanta la parte del principito que habla entre la diferencia de amar y querer.

 

La primera vez que la leí se conviertieron en las primeras 15 veces que la leí. 

 Después de eso, jamás he vuelto a ovlidar la diferencia, y pongo mucho cuidado en si digo “te quiero” o “te amo” pues tienen un significado totalmente diferente. 
 
 Si no lo has leido, puedes hacerlo aquí.
 
Al final son solo palabras, el significado es lo importante. 
 
Se entiende muy bien con el ejemplo que usa el principito, una flor. 
 
Cuando quieres una flor, la arrancas y te la llevas a casa, eres feliz aspirando su aroma y contemplando su belleza, la quieres toda para ti y al estar lejos de su hogar en una pequeña macetera en poco tiempo… se marchita. 

Cuando la amas, la dejas en el jardín donde la encontraste, la regas cada dia, y te en orgulleces de ella, se la quieres mostrar a todo el mundo y que todo el mundo aspire su aroma, que vean lo preciosa que es y que crezca todo lo posible.

¿Por qué no somos capaces de amar así? 
Sobre todo por miedo. Porque no queremos salir de nuestra zona de confort. Tenemos miedo porque nuestras creencias acerca del amor están estropeadas, y es normal, nadie jamás nos ha enseñado a amar, y los humanos que solo aprendemos por imitación de donde aprendemos: 
 
 – De nuestros padres
 – De la televisión
 

¿Qué tiene de malo?

Lo malo de aprender de nustros padres es que, igual que nosotros, nadie le ha enseñado nunca a amar.
 
Así que ellos lo aprendieron de sus padres que tampoco le habia enseñado nadie a amar.. así que ellos aprendieron a amar de la cultura
 
Teniendo en cuenta que solo hace 70 años que las mujeres pueden votar, y que hace 100 años la mujer era considerada “propiedad” del hombre, no creo que en los tiempos que corren esa cultura sea un gran ejemplo para aprender a amar. 
 
Así que básicamente generación tras generación hemos ido dando traspies y adaptandonos a los tiempos que corrian, sin un manual, ni una guia, ni nadie que tuviera ni pajolera de como amar.
 
El problema de la televisión.. es que son actores, vaya, que basicamente es falso y aunque nos pueda gustar verlo, no quiere decir que nos gustaria vivirlo y mucho menos prologandamente. 
 
Puede parecerte sexy que un hombre como el señor Grey sea un total manipulador, un celoso cronico hasta tal punto que compre todos los pasajes un avión para que vayas sola, pero seguramente si encontrarás a alguién así en tu vida, saldrias corriendo antes de que te enseñaras ningún cuarto ni rojo ni verde…
 
ROMPIENDO CON LOS MITOS
 
Así que basicamente estamos aprendiendo de las peliculas y series que nos dejan caer algunas perlitas como que el amor no es amor de verdad sino hay celos, es decir, que si no tienes una desconfianza total en tí mismo no puedes amar. 
O cosas como que tienes que encontrar a tu media naranja, es decir, alguien exactamente igual que tú del que es imposible que aprendas nada ( pues es identico a ti) y que además es de color naranja. 
 
El principal problema de la media naranja… es que “predica” que eres un ser que necesita completarse, solo eres una mitad y sin la otra mitad la felicidad parece inalcanzable. 
 

¿Eso quiere decir…

que durante los primeros 20-30-40 años de tu vida en las que estas soltero eres infeliz? 

 
Mmmm.. espero que no. 
 
En caso de que lo hayas sido, no es porque la solteria te produzca infedilidad sino tus creencias sobre tener pareja. 
 
SOMOS ECOSISTEMAS COMPLETOS

Y si cambiar para ser "la mitad de una pareja" es una carretera hacia una rotura, mejorar es una autopista hacia la felicidad en pareja

 Es importante comprenderlo por varios motivos: 
 
 – No perdernos como persona dentro de la pareja
 – Entender que tenemos mucho poder y mucho que aportar a la pareja y a la otra persona. 
 
NADIE ES IMPRESNCIBILE
 
 
Lo parece mientras lo estás viviendo, parece que si esa persona no está cerca te falta el aire, se te contraen los muculos y tu estado animico decae totalmente. 
 
Lo sé, lo he vivido. 
 
¿Pero has sentido alguna vez amor, y después es pareja se ha roto por un motivo u otro? ¿Después de eso has sentido una sensación parecida? (Jamás las sensaciones son iguales ni con la misma intensidad).
 
No es que esa persona sea imprensicidible,  lo que tenemos un gran deseo de dar amor, de amar.
 
Queremos amar, porque nos hace mejores. Así como el odio nos hace peores. 
 
El amor es la emoción de la gratitud. 
 
Esa sensación de falta de aire, de apatia sin tu pareja no es porque su amor te robé las ganas de vivir, es porque te estás perdiendo en la pareja, estás dejando de ser tú mismo para ser “la mitad de una pareja”. 
 
Estas queriendo no amando. 
 
Estas queriendo porque tienes miedo de estar solo, porque al creernos “la mitad de un todo” creemos, y si lo creemos así lo sentimos así, 
 
No te creas la mitad de un todo
 
El principal motivo es que vas a perder tu esencia, pero si prefieres que sea claro,  es que si eso pasa tu pareja te va a dejar o tu te vas a odiar 
 
Cualquiera de los dos opciones, te proporciará infelicidad. 
 
Te va dejar porque has dejado de tener tanto las cosas que le gustaban de ti, como las que no le gustaban. 
 
Si le encantaba tu vida social con tus amigos pero la has dejado abandonada para estar todo el dia con ella, mal. 
 
Si no le gustaba que salieras de fiesta, y dejas de hacerlo, mal. Mal porque quizás es una pequeña cosa, pero formaba parte de tu esencia, y si dejas que siga así la cosa con más temas acabarás siendo una versión light y poca cosa de ti mismo, de la que obviamente ellá no querrá estar enamorada. 
 
Y si a ellá le gustas, a ti mismo te odiarás. Así que la acabarás dejando tú “por convertirte” en esa versión light. Aunque ciertamente, y perdón por la dureza, toda la culpa es tuya. 
 
Ah porcierto, cambiar no es lo mismo que mejorar. 
 
No tienes que encontrar a alguién que “te quiera” para intentar a amarte, tienes que encontrar a alguien que “te ame” y intente que mejores. 
 
En conclusión, 
 
 – Amar no es lo mismo que querer. Amemos bien. 
 – No eres la mitad de una pareja, sino un todo en ti mismo. Y eso es genial porque tienes mucho que aportar. 
– Nada ni nadie es imprescindible, lo creemos así porque tenemos miedo. 
– No puedes perderte en la pareja, eso te alejará de tu felicidad. 
 
 

¿Qué te parece, tu amas o quieres?

¿Compartir es vivir, no?

¿Has cumplido tus sueños? ¿Estas siendo la persona que quieres ser?

CONSIGUE GRATIS LA GUIA

DESPIERTA TU POTENCIAL DORMIDO

¿Quieres leer las novedades?