¿Qué es la empatía?

[3′ aprox]

La palabra empatía proviene del griego “empátheia” que significa “emocionado”.

 

No hace falta que lo sepas, seguramente no te acuerdes de cómo se escribe en griego cuando acabes de leer el artículo.

 

Pero si que recordarás que significa emoción y ahora entenderás por qué.

 

La empatía es querer comprender las emociones y los sentimientos de otras personas, es decir, su universo emocional.

 

Howard Gardner engloba este término dentro los diferentes tipos de inteligencia interpersonal que puede tener una persona, así que es importante tenerla.

 

Las personas que tienen más capacidad de empatía pueden “leer” o entender más lo que otras personas sienten. Se que pensarás que esto pasa cuando conoces mucho y muy bien a alguien, pero hablo de ser empático antes de eso.

 

Si tienes mucha empatía serás capaz de obtener mucha información de las personas aunque no las conozcas. No solo lo harás cuando hablen, sino también con su lenguaje no verbal. Entenderás lo que sienten en ese momento. Entenderás si están alegres, tristes, si les ha gustado o no la broma que has hecho, etc.

 

Esta capacidad está muy relacionada con la preocupación por los demás, por lo que sienten.

 

Si alguien siente dolor o le ves sufrir, ¿Te sientes mal verdad?, sientes la necesidad de ayudarle. Esto pasa porque te pones en su lugar y sufres de manera metafórica con él o ella. No solo sirve para el dolor o el sufrimiento, también para los aspectos positivos.

 

A estas alturas ya te habrás dado cuenta lo importante que es ser empático para las relaciones.

 

La capacidad de ponerse en el lugar de otro ayuda a comprender las acciones y decisiones que toman en determinadas situaciones.

 

Estas decisiones no siempre serán iguales a las tuyas, un tema que crea muchos problemas. Es por ello que es importante que respetes las decisiones y acciones del otro por el simple hecho de ser las que ha tomado.

 

Para ponerte en lugar de la otra persona tienes que prestarle atención. Tienes que escucharle, entender lo que siente y comprender sus problemas. No es fácil hacerlo, pero sin duda ayuda a reforzar el vínculo, ya sea con un amigo o con tu pareja. Todo el mundo cuando comparte lo que siente busca ser entendido por una persona de confianza y es aquí donde entra tu capacidad de empatía.

 

Esta capacidad tiene diferentes aspectos positivos, como facilitar la comunicación o la resolución de problemas por ejemplo. Con esto quiero decir que tus relaciones mejoran si haces ver a la otra persona que la entiendes y te pones en su lugar. Pongamos un ejemplo, algo fácil:

 

Un amigo tuyo te cuenta lo mal que lo está pasando para aprobar un examen de la universidad. Está preocupado y quiere aprobar para poder obtener el título, está poniendo mucho empeño en ello.

Si tu respuesta es preocuparte por él, interesarte y darle consejos para ayudarle, tu amigo te lo agradecerá. Esto hará que se sienta comprendido y apoyado en un momento de tensión para él. Sabrá que puede contarte cosas en confianza. Seguramente se vaya más seguro de que va a aprobar ese examen después de la charla contigo.

 

Igual que tiene cosas positivas, tiene cosas negativas. Y sí, sé que sería mejor que no las tuviera, pero eso solo depende de ti.

 

Si pones demasiado en práctica la empatía correrás el riesgo de vivir siempre en la “vida” de los demás. Aclaremos esto: si te pasas de empático acabarás desconectando contigo mismo y poniéndote demasiado en él lugar de los demás.

 

Las emociones tienen un papel fundamental en nuestras relaciones. Empatía proviene del griego y significa “emocionado” ¿Lo recuerdas?.

¿Compartir es vivir, no?

¿QUIERES APLICAR ESTAS IDEAS Y TENER LA MEJOR RELACIÓN QUE HAS TENIDO JAMÁS?

CUÉNTANOS DE TÍ Y CONSIGUE LA RELACIÓN QUE TE MERECES